Exilio

(audio disponible al final del artículo) Creo que he ido dos veces a mi país y las vivencias me confunden .
Digo creo, porque soy un bicho raro…
Para proteger mi dignidad, mi identidad «al olvido me voy yo mismo»…
Se borran las cosas que me han hecho daño…
Cosa no mala, pero inconvenientes.
He tenido que ir por años a psiquiatras que me ayudan a juntarme, a ser uno solo.

Hay un todo que tiene que ver con la infancia, con la juventud, todo un entorno social en los cuales los sentimientos y hormonas se van formando.
El ser humano nace perfecto, lo dañan fuerzas externas.
Uno vino para proyectar la vida, para desarrollarla justa…

Mira un colibrí, un cerdo, un caballo, ese pez con ojos de gacela…
Admira el azahar, el junco, …el vino.
!! Dios de los coloraos me guardé.!!

Si no estimulamos la vida seremos algo olvidado, vegetado sin savia…
Tenemos que transformar nuestras vidas, estimularlas, prepararla para la siembra, para la cosecha.
Tenemos que transformar el trabajo.

Escribo de esta manera porque me arrugo al alma una lectura:
«Que la unidad, cuál unidad, los caciques, los pumas, el café, la música, el canto, los payasos, las empanadas hacen cuestiones aparte y se olvidan de la unidad, de la solidaridad; la pelota, el teatro, las banderas se fueron pá otro lado, las pancartas, los odios y mala leche hacen harina pá callao…Hay una deshonestidad social.»

Llegar a una edad, trabajando tanto por la unidad, sabiendo que la solidaridad ayuda a juntarse, a encontrar similitudes, a salvar vidas.
Perseguir desesperado un litro de oxígeno por haber fumado como chino… Andar arrancando de las hormigas y leer lo que leí..
Es feo
Los medios de comunicación nos dicen una cosa que parece cierta:
Lo que pasa aquí, pasa allá abajo…
Hay que estar siempre de «espalda a la pared».
Que somos extraordinarios, lo somos; que somos arbitrarios, tozudos y sectarios, lo somos; que somos una idea que le pertenece a la clase obrera, trabajadora, lo somos.
Desgraciadamente soy vengativo….
Que los Imperios, sus sicarios, los gringos, arrinconen, exploten, maten defendiendo privilegios lo entiendo perfectamente…
Lo que no entiendo, me almorrano floreció, con aquellos que debilitan las fuerzas de izquierda que anidan en su interior, la magia y posibilidades de una vida justa gracias a la lucha de clases.

Con todos estos bultos a la espalda, «con mis dientes picaos» se han hecho cosas increíbles…
Después del bicho, tenemos que juntarnos, conversar, analizar, actuar, colectivizarnos.

Voy a abrir mi libro…

No es primera vez que lo digo…
Mi pueblo, mi país, el que está allá abajo, el que se quedó, ha vivido, vive infiernos imperdonables…
Se han mamado años de fascismo, de hipocresías, de mentiras, de vivir lo que no se tiene…
Los que saben, dicen que Chile, con el fascismo, con la Concertación ha retrocedido más de 30 años.

En un programa televisivo veía a Camila Vallejos diciendo que el pueblo tenía hambre, denunciaba una realidad cruel, injusta…
En el mismo programa apareció el Pastorcillo Iván Moreira riéndose de Camila…
Que había hambre, lo afirmaba, pero que nadie se moría de hambre.
Chemimare…
Porque tiene que haber hambre, porque las tomas de terrenos, porque los Zangones de la Aguada, la prostitucion infantil…
Chile, tiene como ganancias bruta una cantidad que dividida por el número de habitantes, serian 14.896 dólares por cabeza …11.470.542 pesos chilenos…
Hay que pagar una Deuda Externa que no tengo idea quien se «encalillo», menos quienes se benefician…
Recuerdo que a nuestro gobierno, la Unidad Popular, el Imperio Gringo nos embargó el Cobre…igualito que a Venezuela, se tuvo que pedir un préstamo a la Unión Soviética, ella nos pasó algo…
El que se exija educación gratuita y de calidad, que se luche por un sistema de salud de acorde a las ganancias del cobre, que se defiendan los recursos del país no es nada nuevo…
Más de 100 años gritando en el mismo surco.
Esto no cuadra.
La ciudadanía eligió a sus representantes, los respaldo o les quito el respaldo…
Se tiene lo que se eligió.
Nuestra manoseada República permite que con el voto se ganan las contiendas.

El terror desatado en el Golpe militar no tiene nombre fue inhumano, terrorífico.
Dejó dolores y cicatrices imborrables…
Me duele Marta, Víctor…Me duele la voz de Lenin Díaz buscando la puerta.
La cuestión asoma como estadística…
Estadística que pretende borrar el horrendo crimen del poder civil y militar chileno…
Y los que están en las cámaras legislativas, empresas y bancos, inmobiliarias y empresarios son las generaciones nuevas que siguen ensuciando nuestra geografía…

!! Y el exilio que!!

Compañeros del interior, el exilio es un castigo, es un trasplante, una mutación, es una maldición.
Más de 200.000 chilenos fueron exiliados en diferentes países del mundo.

A Suecia llegamos unos 10.000. Actualmente se calcula, que quedamos la mitad.

Chile era un país en donde hervía la política, la política es una forma, una herramienta para defender lo tuyo, otros la usan para quitarte lo que es tuyo.
Y todo se desarrolla en la lucha de clases.
Esa lucha, en mi paisito era visible, se podía hasta morder…
«El que no salta es Momio», se escribió para siempre en la historia del país…

Bajo el amparo de las Naciones Unidas ACNUR, me asomé por Mendoza…Corrían los años 76,77.78,79,80.
Fui, cantaor, tomaor, poeta, campesino, militante, jornalero, pioneta y albañil…

Como dijo un hermano…:
«Escondido en las fincas me hice hombre.»
Eramos cabros muy re cabros…
En Mendoza empezó mi exilio.
El trabajo fue mi mejor amigo.
Un camarada muy cercano y «a la pinta» me trajo a Suecia…
Casi todos los Chilenos que forman parte de mi exilio mundo, no son todos chilenos, ni tampoco todos comunistas.
Todos los días te levantas en idioma ajeno…
En una tierra que tiene su propio desarrollo, sus propias necesidades y que ahora son tuyas, te pertenecen…

«Donde fueras haz lo que vieras.»

El idioma que ya no es tan ajeno, es el arma que tienes para tu comunión al trabajo….
Y la lengua es un infierno.

Admiro y son hartos a los que aprendieron la palabra…A los que no pudimos, también los admiro, por el empeño.

Vuelvo a repetir, mi mundo, mi contorno exiliado, político, al que conozco y me conoce, me atrevo a decir que nos azotó y nos azota una suerte de esquizofrenia.
El que se siente vejado por lo que digo, le pido que me perdone, no es mi intención ofender a nadie…

El tiempo paso muy rápido…en un pestañeo nacieron hijos, nietos y bisnietos.
Llegaste a un Andén con tornillos, golillas y tuercas…Tuercas que estaban sin apretar, las podías desatornillar o apretar…
No mucho, los hilos se pueden volar.

Como peligraba tu vida por meterte en política, llegaste aquí o a Penjamo… tu casa política te busco o tu la buscaste a ella.
En mi caso, yo la busqué.
Me encuentre con viejos comunistas que en Tierra Amarillas me habían tenido hasta en sus brazos…

Mis orígenes eran claros.

Al juntarte con tu casa política, cambio todo, si antes fue sobrevivir, ahora era producir, producir de todo, especialmente solidaridad, desnudar el fascismo y en lo particular recursos para comprar logística.

Con las historias de ese tiempo el Quijote y Don Sancho quedo chiquitito…

Han sido miles y miles de tinas de baño, llenas de pino para hornear empanadas…
El canto, los chacareros, la poesía, los chorizos, la pintura, el pebre, el chancho en piedra, el pescado frito, es actualmente conceptos culinarios en la cultura sueca.
Chemimare, yo siento, que el exilio chileno, los que volvieron, los que se quedaron, merecen la «Ronda más hermosa» de la infancia chilena…
Por el futuro del país se entregó entero.
Este exilio se pasó pá trabajar tanto.
Y se sigue pasando

Por eso, a los que hablan del exilio, de los que se quedaron en este país de agua, con los dedos y palma chata de tanto amasar, les pido respeto, cariño por ellos, agradecimientos…
Y no solo al exilio político, tengo un hermano Lautarino medio pelao, grandote que se entregó por entero a la solidaridad por el pueblo perjudicado por los fenómenos climáticos y de pobreza.
En su nombre, saludo a todos aquellos que cayeron colateral a este país y a otros también y entregaron su tiempo para el bienestar de la solidaridad internacional.

El exilio político aún vive en estas tierras…

El planeta está viviendo muy complicado.
Las injusticias, la incomprensión, la ignorancia, el oportunismo, la lectura extraña de principios y valores, se ven por todos lados; las vestimentas cambian para confundir, pero hay instancias en que el flagelo del mundo, el Imperio se muestra sin ninguna arruga, tal cual viste.

¿Quiénes somos…?

Nuestro planeta tiene en su vientre elementos que son indispensables para la vida de todos los reinos.
Estos elementos van apareciendo de acuerdo al desarrollo integral de los seres humanos.

En los tiempos de emigración buscando cuevas y pastos no podía existir ni en pesadilla un «chorizo en pan batido.»

Este desarrollo integral, crónico, infiel, cobarde, miserable, le ha dado, le está dando al humano una soga con el nudo del ahorcado.

El Colonialismo ha sido y es la intervención criminal de potencias extranjeras en territorios ajenos.
El objetivo de esta intervención ha sido apoderarse de los recursos que mantienen en desarrollo y satisfechos las necesidades de los poderosos.
Esos mismos habitantes despojados atraviesan océanos buscando la renta que le robaron.

Ahí se asoma el venturado Petroleo.

Causante del todo mal que azota a las grandes mayorías y del todo bien que bendice a las grandes minorías.
Por la posesión de este mineral todo es permitido, incluso la violación más atroz de lo que aún no ha nacido.

Si conversamos con nuestro pasito, él nos dirá, que primero fue la tierra y la fuerza de trabajo para florecerla…Ahí aparece, Almagro, Valdivia, O’Higgins, San Martín, Toro y Zambrano…Los crímenes han sido terribles, genocidios que allá en la Araucania siguen ocurriendo, en la geografía entera…

De la tierra, se pasó a los minerales, la plata y el oro…El oro necesito muerte de norte a sur.
Y no eran los originarios los bendecidos, tampoco fueron en los bosques, ni en los ríos, menos en el guanaco ni en las ovejas…

Se asomó la plata y el salitre; ingleses, franceses, alemanes y gringos. Nos matamos entre peruanos bolivianos y chilenos… Siguió la tierra y el cobre, ahora se asoma asustado el Litio y el jurel.

Y todavía hay energúmenos que se preguntan por qué el plebiscito, porque las Asambleas Constituyentes.
Por que una completita nueva Constitución.

La Energía, cualquiera sea su fuente es cómo la Manzana…
No importa sus consecuencias, la cuestión es poseer y mascar.

El petróleo tiene en rebelión a Venezuela, tienen que cuidar su fuente y el Imperio gringo y sus sequaces están enloquecidos para poseerlo…

Quieren un nuevo Libia, un nuevo Irak, inventan un nuevo Afganistán.
Los miles y miles de seres humanos que huyen de sus tierras desbastadas por el colonialismo y la corrupción establecida es un flagelo para la dignidad humana.

Alejandro Fischer Alquinta.
Estocolmo hasta la tusa 20200815


Descargar audio

También te podría gustar...