Agrupando y zurciendo voluntades

(audio disponible al final del artículo) He leído el documento resumen del pleno del Comité Central del
partido comunista de Chile.
Sé que se dicen cosas como pá una siembra, tienen que buscar surcos
y hacerse raíces.
Con alguna razón lo hicieron público y lo agradezco enormemente.

Se podrá tener más argumentos a tu opinión, se podrá dar otros
puntos de vista, otras memorias, otras ideas que le darán a mi país
argumentos esenciales, para unirse, ser un solo puño.
Además sería una forma de colectivizar el documento.

Las consecuencias de la epidemia son y serán enormes.
Si la rebelión de octubre nos acariciaba que Chile no volvería ser el
mismo, imagínense después del corona.
La clase obrera, trabajadora, sus «ramas sociales» son y serán las
más perjudicadas, terriblemente perjudicadas.
Y no es solamente por el trabajo como herramienta de subsistencia
humana y social en sí, sino como su lugar y oficio en la estructura de
país.
La derecha, con todo lo que representa esta clase, tratara por todos
los medios posibles de salir libre de «polvo y paja» del daño enorme
producido por la aplicación del sistema neoliberal.

El Consorcio Empresarial con bombo y platillo se mostrará generoso
para paliar las necesidades terribles de algunos sectores de la
población, que por su número, pueden decidir el futuro del país.
Hoy por ejemplo, escuchaba noticias del inmenso esfuerzo del
gobierno para ir en ayuda de la clase más postergada en la
pandemia:
!! La clase media!!.

Quizás les suene chacoteo, para mí no lo es, …La clase media es
justamente el ombligo, lugar en el que se encontraba el cordón
umbilical, cordón que permite la alimentación y desarrollo de algo
tan maravilloso como lo es el ser humano.
Sin traer consigo, una parte de ese sector social, será muy difícil
obtener
los medios para obtener las herramientas necesarias y enfrentar al
riquerio.
Las enseñanzas de octubre, lo que la población mostró es un
silabario.

Es necesario observar más de cerca a los cerros y centros de
vecinales…
Allí están los medios que necesitamos.
Eso, acompañado por una acertada política de alianzas.
De entender que la clase trabajadora, explotada, asalariada
es la misma que murió en la Escuela Santa Maria, que es la
misma que no aparece…esa que esta enterrada maniatada lleno de nada…
Esa fuerza de clases dentro de la clase, sería algo maravilloso.

El Virus no tiene ojos, pero no es tonto…
El abanico de ideas y opiniones, de miedos políticos tiene bunquer y
espacios para negar y engañar las fuerzas populares.
Así lo hicieron en contra la rebeldía de octubre y cocinaron un caldo
aguachento tratando de fortalecer al ladrón….Lo dejaron frágilmente
parado.
Desde ese punto de vista me parece que es demasiado y lisonjero el
tan trato a la clase media.
Son las políticas neoliberales que han obligado al empobrecimiento
brutal de esa clase social.
Y más cachuo me pongo con el circo inmenso, aparecido al retiro del
10% de las AFP…
Me asoman «piel de pavo» cuando al profesorado les siguen
engañados con la «Deuda Histórica».
Quieren hacer creer que es responsabilidad del gobierno el bienestar
de la nación…
El pueblo no debe hacer uso de sus pensiones que están para asegurar su vejez…
Hijos de su madre y de su padre…
El sistema de pensiones permite una cantidad mensual que es ya es
en sí una miseria.
El jubilado tendrá que rebuscar por otros «lados»…
El 10% que podrá ser salvados de Ali Baba, no empobrecerá la
miseria que se obtendrá mensualmente.
Tienen terror de perder el «negocio del siglo». El 10% es el comienzo
del final de las AFP.
El ministro trata de inmoralidad la violencia y los disturbios.
Desgraciadamente juntos a los paros y huelgas son las únicas
herramientas que tienen algún futuro en contra de una sociedad
privatizada, especialmente en el área de la salud.
Llama de inmorales a más de dos millones de Chilenos que exigen
desde calles y plazas un digno vivir.
El plebiscito de octubre…Dos meses y algo para prepararse, no en la
oratoria, sino en la convocatoria desde los puestos en rebeldía…
En las calles y fabricas, en los minerales, en aulas, en cada
esquina…por todo Chile.
Ahí hay que estar.
Cada día que pasa, asoman por los medios de difusión creados para
juntar, para colectivizar, para convocar a ocupar los puestos de
rebeldía, a conversar, intercambiar opiniones, experiencias, ideas,
voces contrarias, buscando encender una línea de fuego entre las
organizaciones políticas creadas por la clase obrera, por otros
segmentos sociales,
Es un oportunismo tan bellaco como la funestación de la
Concertación.

No se vaya a pensar que se pretende coartar a aquellos compañeros
desilusionados de sus orígenes partidarios, se trata que también
esté en estos programas la voz del partido.
El Pueblo no puede olvidar la promesa de los comunistas…:
«Lucharemos desde las cámaras legislativas y desde plazas,
calles y esquinas.»
Lo que pasa en Chile, pasa en todos los países en donde se ha
aplicado el neoliberalismo…
Hay que solidarizar y ver la forma de recibir y dar rebeldía….Bolivia
necesita de nosotros, lo mismo Brasil.
Venezuela y Cuba tienen que estar en títulos en todos nuestros
encuentros…Encuentros de cualquier tipo.
Recuerdo un decir del Cura Cardenal:»Yo escojo a mis amigos de
acuerdo a su parecer con la revolución Cubana.»
Nuestro Congreso tiene que juntarnos en un solo marco…Y ese
marco tiene que ser dialéctico, subjetivo, objetivo, practico y de
mirar lejos…
Creo que es necesario ahora, ya, analizar como vamos a enfrentar
las consecuencias de la pandemia…
Actualmente, al piojo lo han transformado en una arma política, en
un arma para difamar, mentir, para intervenir, para amenazar en
forma ruin y cobarde, para esconder crímenes de lesa humanidad.

Si dejamos para más tarde como seguir y ser en la post pandemia
será una herida ulcérente y perenne…
Me duelen estas cifras…:Chile tiene hasta ahora, 16 de julio, 7.303
fallecidos por el virus…Y en Suecia, país de agua, sumamente
desarrollado, vendedor de armas y de todo lo que deje dinero para
sus intereses privados llevan 5.593 fallecidos por el corona.
Las consecuencias serán diferentes, pero sea lo que sea, será la clase
trabajadora quien pagara el pato.
Una nueva Carta Magna avalada a través de asambleas
Constituyentes nos podrá dar cimientos nuevos para construir una
sociedad totalmente diferente.
Pero tenemos serios enemigos, poderosos, inmorales que han ido
hace muchos
años atrás construyendo sus cavernas en los pilares del Estado.
Me atrevo a decir que, cuando Toro y Zambrano pego el
martillazo, justo ahí, empezó el arado sin bueyes ni caballos.
El surco los hicieron mestizos, originarios, los caídos de guata y
aventureros utilizados para matar o morir.
Si nuestro gran Volodia denomino al binomial como un candado,
es decir una herramienta que impedía groseramente la no
participación del P. en las cámaras legislativas, el Tribunal
Constitucional es una herramienta para ajustar las cañerías por
donde se pueden arrancar los privilegios de toda una jauría
empresarial…
Un mojón de muestra:
Israel Bórquez, abogado, nombrado por el ladrón
Pinochet, miembro del Tribunal Constitucional solía decir…
“Los desaparecidos me tienen curco”

A los despojos, este Gobierno les dan solemnidad, honorabilidad.
Los enfrentamientos de clase vienen con odio parió, no podemos
dejar, ni fomentar que se desgasten espacios de información para
desacreditar a nadie, que esté en nuestra misma vereda, y menos
hacerse dueño de las ollas comunes.

La militancia del exterior debe sentirse orgullosa del partido que
tenemos, de su gente, de sus cuadros, con sus dirigentes…
En las ciudades del mundo, el comunista chileno ha desplegado un
trabajo titánico.
Cuando se dice que andar afuerino es un castigo enorme, lo es.
Familias enteras, miembros de ella, echaron raíces y se
multiplicaron…30/40 años es mucho tiempo.

Tanto es el tiempo, que no te quitaron solamente tu país, sino
también tu geografía del alma…
Nada es igual, lo único igual son los 40/30 últimos años.
Comento esto, porque en lo personal, confió plenamente en el hacer
y pensar del partido, en su disciplina.
¿Que hay que ser más expedito?
Absolutamente, que la información no baje por que tiene que bajar,
que baje con un besito y un abrazo.
No basta que venga un dirigente y diga que estamos en la mente del
Partido…
Queremos sentir que es así.

Vamos quedando pocos, muy pocos, pero podemos hacer aun
nuestra pega…
No como antes sino acondicionado a lo que somos y «semos».

Alejandro Fischer Alquinta.


Descargar audio

También te podría gustar...