La gente de azul y bicicleta

(audio disponible al final del comentario) José Manuel Cansino es un catedrático español en Economía de la Universidad de Sevilla y profesor en la Universidad Autónoma de Chile.
Este caballero escribió un artículo sobre el crecimiento económico de China…No estaba muy lejos ni muy cerca tampoco, pero el escrito traía un puñal debajo del poncho.
Este país necesita más que un par de ojos para entender chiquitito su inmensa existencia de vida, su historia, su memoria; por eso las últimas lineas de su artículo me atraganto el entendimiento.
Dice así… entre comillas
«Ni solo los costes laborales explican el crecimiento chino, ni las alfombras a los poderosos deben hacernos olvidar los crímenes cometidos».
Dios mío de los coloraos…
Noventa millones de originarios asesinados desanudaron todos mis rencores.
El Descubrimiento de América me ha dejado toda una injusticia enflora…

!! Tengo unas ganas de descubrir Europa!!

Total, cualquier pinganilla se puede autoproclamar presidente o conquistador… No interesa ser el guaripola de genocidios bestiales.
Y pensar que por el idioma, toda mi infancia y parte de mi juventud estuve agradeciendo a Colon…
!! Ngenechen !!
Este Catedrático reafirma mi parecer que el conocimiento tiene apellido y pilastras.
El saber, no necesariamente tiene que ser un don del sentido común. Este Cansino milita en el partido fascista, franquista español Vox…C
En Chile es profesor en una Universidad privada.
Uno se embola y piensa que nunca más campos de exterminio, que nunca más en Chile, que nunca más pisotear la dignidad, la soberanía de los pueblos…Y se asoma Siria, Palestina, Venezuela, Cuba…
Y en mi paisito una gran mayoría practica el analfabetismo político, civil y soberano.
El obrero militante de mi país ha sido siempre una Universidad. Es culto, inquieto en el saber, responsable en responder…
Algunos obreros del salitre, de la plata salían entendiendo ingles, francés, alemán…Necesitaban saber que decían entre ellos los extranjeros…La curiosidad, el tiempo, la paciencia son los tijerales que sirven, sirvieron y servirán en todos los enfrentamientos de clases.
Lo he comentado otras veces; siendo yo niño en Copiapó, llegaban a mi casa dos revistas o como se llamen, que dejaron y tienen sus hogares dentro de mi intelecto.
El diario El siglo, que yo mismo lo traía y una revista linda y de colores, llamativa, con chinitas felices y trabajadoras; nada que ver con El Siglo, era grande y plano como el silabario «El Ojo.»
Al habitante chino yo les llamo la gente de azul….
Antes de ser azul era de color hambre, de desigualdad, de divinidad, de misterios, de secretos y de invenciones, de muerte cruel y salvaje…pero siempre ha atraído como un damasco miel…
China es una unidad de cosas, objetivas y subjetivas, de vida, de todos los días, la cual, siempre ha descansado en una jerarquía milenaria que fue modelando para siempre una conciencia, un conocimiento una forma de vida.
En antiguo fue el Emperador, hoy, el Partido Comunista de China.
Son una sociedad muy re grande y de tantos…
Decía Mao que si los atacan pondrían una generación completa en la batalla, si esta era derrotada, ya estaría la próxima generación poderosamente preparada para entrar a defender lo que es suyo…
Así son de muchos.
Esto de ser muchos, a mis ojos, es más bien un problema de intendencia, logístico, de planificación al callo.
Se trata de llevar a la práctica una idea maravillosa…:
«Que todos, todos, toditos, gracias a la práctica del trabajo, puedan comer, estudiar, tener un moderno sistema sanitario, inteligentemente saber ahorrar y pasarlo de cuando en vez…»A la pinta».
La memoria del pueblo chino está escrita con los horrores del hambre, de la miseria, de la injusticia.
Es por eso, que el país de la gente de azul, su organización política, se siente orgullosa de haber declarado que el año 2020, este tiempo, se acabaría en china la pobreza extrema…
Todos podrán comer y ponerse zapatos nuevos. No habrá mendigos por miseria, quizás por costumbre.
Sería lindo saber que el mundo sepa, entienda lo que significa que 1.300 millones de habitantes tendrán para comer debajo de un techo y un pupitre empotrado en el futuro.
Me entusiasmo, no es un milagro de clase, es el resultado de la aplicación en un país, del Marxismo Leninismo Maoísta.
No es mi intención hablar de China por hablar…Mi intención es que conozcan, sepan de mi gente de azul.
El Partido Comunista de China se asoma rebelde en el siglo XX… oficialmente estuvo de aniversario el 1 de julio.
Es nueve años más joven que mi creencia.
Como país, en su avance ideológico se ha visto siempre amenazado, pisoteado por casi todas las grandes potencias del mundo…Ingleses, gringos, japoneses, hasta pinganillas han tratado…
De alguna manera los ha vencido a todos, incluso hasta sus propias contradicciones.
Para que se asombren como yo…Entre el 2006/2015 tuvo un crecimiento bruto de su PIB (Sus ganancias) del 149% y poderosa Unión Europea araño un 10%.
No sé si Marx, Engels lograron imaginarse la fuerza hidráulica y de tornados que contenían las ideas encerradas en el Manifiesto…Tampoco creo, que hayan pensado en Rusia o en China para sembrar…pero así fue.
Nadie es profeta en su propia tierra, menos en Judea.
Cuando Lenin pudo arropar a su gente y Stalin a sumarla, floreció en China el Comunismo.
La Unión Soviética, apoyo y ayudo logísticamente a la lucha del ejército y pueblo de Maó. La ayuda fue grande, pero más grande fue la derrota en la segunda guerra mundial del Ejército Japones; que al rendirse su Emperador tuvieron que abandonar China.
De esa manera el partido chino agarro de las mechas al país y lo llevo por caminos nuevos y de fantasmas. (Pensando en Marx.)
En mi juventud de amaranto era pecado ser amigo de un Trosko, menos de un chino…
Te miraban feo…
Por esa época llego a mis manos dos libros gruesos con tapas de color caqui claro.
Lo había escrito Mao Tse Tung. Eran sus memorias de guerrilla…
Cuantas cosas me soñé, conquiste valles y cobre…
Tierra Amarilla fue la capital de Chile.
En una reunión de célula, quizás entre 30/36 años atrás, un compañero decía en su intervención que el sector campesino, rural, era la clase más revolucionaria…No compañero, salto una compañera militante, la clase más revolucionaria es el trabajador de las ciudades, de las industrias y servicios…
Todavía no sé, quien es más corto e mecha o pá que tiene que haber diferencia entre el que cosechas sacos de avena y papa con el que saca toneladas de cobre y litio.
Ninguno de los dos es dueño de lo que extraen con sudor, tormento y sangre.
Cuestión ideológica le llaman.
Ideológicamente ninguno de los dos tiene que creer que el Imperio puede ser un aliado estratégico.
Es tu enemigo.
La Unión Soviética, mi amada Unión Soviética, permitió con su apertura, su democracia nueva e ingenua encontraría su silla al llegar de Melipilla.
Volviendo a China de hoy son los resultados de la aplicación de la misma idea que se desprendió del manifiesto de Marx…
Podemos levantar, un mundo mucho más justo, aún lejano de modo socialista, cuando llegue ese andén y se trabaje como chino, y se perfile una conducta de «hombre nuevo» el intelecto quizás este maduro, para poder aventurarse a una pega larga, de generaciones a un modo de vida Comunista.
En los tiempos antiguos les era prohibido a las mujeres leer y escribir menos que supieran del milagro de los colores…
Y todo era aceptado, hasta las mujeres lo creían justo; El tiempo y la curiosidad termino con esa barbaridad, Gabriela Mistral obtuvo el Premio Nobel de Literatura y Gladys Marín, en nombre del Partido Comunista de Chile presento la primera querella criminal en contra del ladrón Pinochet por los crímenes de «Calle Conferencia».
Luchar contra ideas, sistemas, estructuras que formaron a tu bisabuelo es muy complicado, están en tu contra la televisión, la radio, todos los medios de difusión y propaganda.
Te incitan a comprar un determinado papel higiénico, una pomada pá las arrugas, calzones que te suben el poto…
Estando en Oslo, Noruega en un encuentro para analizar la problemática de las etnias e indígenas, salio un chileno y dijo…» Allá, con los Mapuches es muy difícil convencerlos para que vayan a vivir a una casa y dejen su Ruca…Duran un día en la casa, al otro día parten pá la ruca con todos sus bártulos.
Y claro, llevan su forma de vivir, de existir gorgoteando por sus venas…
Pero también puede ocurrir que el mapuche joven, niño mire con otros ojos y seria natural y lógico; la tecnología lo atrae, y es cosa buena, lo malo es lo que la tecnología trae adentro.
Lo que hicieron los nazis en Alemania con casi toda la literatura…En Chile, los fascistas hogueras con toda literatura que tuviera olor a marxismo…Quiero decir que estas cosas se entienden y suceden.
Desde mis ojos de cerros pienso que si Mao Tse Tung no hubiese iniciado su «Revolución Cultural»China seria pasto de poderes extranjeros e Imperialistas.
Crear una nueva sociedad, con tanta gente, con un índice de analfabetismo inmenso, es fácil penetrar hasta lo más íntimo de tu intelecto y destruir, despistar, confundir.
La cultura es algo que se construye…y tiene sus propios caminos y herramientas…tiene también su propio cuco…El Reguetón por ejemplo, el viejo Pascuero, el himno de yungay, la Teletón, Hollywood…
La lista es larga.
En los valores y principios, las normas y formas de vida que tienen los Imperios, especialmente el gringerio se sustenta la Democracia, la libertad, el Estado de Derecho, el patriotismo, la justicia y la oportunidad para todos de vender manzanas.
La próxima contaré una historia del valor de la mano de obra china, de sus caminos, del alquiler, de sus escuelas.
Después de la segunda guerra mundial China levanto un Imperio que tiene con insomnio a los colonizadores y a los señores de la guerra.
Alejandro Fischer Alquinta.

También te podría gustar...