Hablar de amor

(Audio disponible al final del artículo) Siento olor a grillo, cantan las abejas zumbando en los chañares…
Me siento lleno de callejones, me persiguen como el aire.
Me quedo quieto, no quiero que mi recordar se vaya; me siento a gusto con la tierra en polvareda, levantada agria, áspera.
Escucho la vida del barrio Borgoño…
Barrio que me dio luciérnagas para abrazar la noche…Las lagartijas se esconden entre muros de barro y paja…
Estas memorias me enamoran de ausencias, de una vulnerabilidad horrible…
!! Parece castigo !!
Castigo por buscarme antaño, por buscarme niño…
¿Que castigo puede vestir un niño que vivió por circunstancias…?
Es como estar debajo, clavado en pleno suicidio del Muro de Berlín.
Quiero, es necesario hablar de amor, pensar amor…
Pero se me atraganta la vida…
Voy en busca de un botón y me traigo a Francisco Franco, el asesino de Guernica, que, igualó al nacional, Ramón Augusto Pinochet, se fueron abrochados por chatarras manchadas de sangre trabajadora, estudiantil.
El virus corona, se lleva a un torturador español, Juan González Pacheco, «Billy el Niño»…Se lo lleva 4 veces galardoneado…
Como país, somos silicios, no tuvimos el poder político, ni la valentía, ni la verguenza, ni el honor en una plaza del pueblo de quitarles a tirones las condecoraciones a soldados traidores, asesinos.
Condecoraciones que zurcen como Penélope ,dolores en miles de manos que fueron terriblemente torturadas, mutiladas, desmembradas…
Más de 1200 compatriotas, hermanos, amigos que aún no podemos encontrar…
Se, que no nos quedan dedos ni uñas de tanto escarbar.
Sabemos con ira y rebeldía, con verguenza, que los sepultureros infames, siguen con el sartén por el mango, que enterraron vidas, recuerdos, sentimos que enlutaron familias enteras, que quemaron los tijerales, las ideas de un mundo mejor.
Sin ninguna delicadeza nombran a Macarena Santelisis, como guardiana, defensora de los privilegios de la mujer.
Que sea familia de un genocida, no importa, nadie puede elegir progenitores, pero si, podemos reflexionar, analizar, abrir los ojos…
No se puede justificar un golpe de Estado y luego un genocidio para aterrorizar y subyugar a un pueblo…
La muerte de Víctor Jara, de Santiago, de José Manuel, de Manuel, no se puede «borrar con el codo».
!! Aquí no ha pasado nada!!
Ay, perdóname «pirquinero» obrero, albañil, poeta, trovador …pero, me gustaría que Macarena inventara Villa Grimaldi y rescatara a Marta Ugarte de los arrebatos de Álvaro Corbalan, de Contreras, de Labbe…
Francisco Franco al igual que Ramón se fueron sin ser juzgados…Yo creo en Satanás…
Maruyo, Maruyo…
Quiero hablar de amor y me atraganto.
Voy en busca de un broche, de un beso, de un cuello…Y me traigo la verguenza disfrazada de democracia, consentimos que los criminales sigan escondiendo en la oscuridad del Estado, los crímenes horrendos del fascismo cívico y militar.
Somos país, que ha ido creando dialécticamente las estructuras que nos engullen, nos explotan, nos mata…Y para colmo de la ignominia, elegimos nosotros mismos a uno de ellos para que se ponga la piola en banderola de Bernardo O´Higgens.
Recuerdo mi angustia enorme de no haber podido, como profesor primario, hacerles entender a los niños, el porqué de la existencia de los gringos por los cerros, por el mar, por la tierra.
Sus autos, su caminar, su ropa, sus barcos.
Los niños me miraban con lástima…
El poder «fáctico» del Chile colonial y post colonial, con una maestría de Diego Portales, se llevo a cabo la invasión y ocupación de las tierras al sur del Bio bio…..Intelectual, conservador, señor de la guerra y príncipe de la humildad de la iglesia.
Quiero hablar de amor…Necesito agradecer…
Tengo una hermana que es mi madre, tuve un hermano mayor, que más bien fue mi hermano menor…Y una familia enorme de obreros, que me apura para ser parte en la construcción de un mundo diferente.

Agradezco la curiosidad, el hambre, lo incierto en los caminos…Caminos que me dieron hermanas, hermanos en una casa de estudio, La Escuela Normal de La Serena…
Mujeres maravillosas, amigos hermanos, que sin harina ni agua le dieron pan, conocimientos y herramientas a la infancia para sobrevivir.
Le han dado a la infancia, valores morales, principios que en su mayoría, se dormían con hambre… Y que hoy, quizás, son los que están en las calles, en busca de país.
Gracias muchachas normalistas, mezcla de Sarmiento y Makarenco….Gracias.
¿Cómo puedo hablar de amor?
Leningrado es para mi un beso permanente de resistencia y de victorias… es un grito en pleno parimiento, es el sonar de la palabra : «Te amo, viviremos…»
Para hablar de amor hay que caminar, se puede caminar en un metro cuadrado, cada paso un clavo te atraviesa o te parte en dos, pero caminas, pasan esquinas, plazas, costaneras, guitarreos,ternura, ansias…
!! Todo junto !!
Hablemos de amor?
Las contradicciones nos hacen caminar, pá adelante o para atras…pero el caminar es un hecho…
El ataque del Coronavirus podemos usarlo como termómetro de la salud integral de la humanidad. Una salud que depende de la forma y métodos para hacer recursos de bien común.
Si llegamos a Marte, a la Luna se tendría que pensar que el vivir del planeta esta en concordancia con el desarrollo alcanzado.
«Y dale con que las gallinas mean»
Para nada…
Todo lo contrario, deja desnudo el método Neoliberal del Imperio, sistema que mantiene y se supera para entregarle más privilegios a unas 100 personas que son los dueños de todo…DE TODO…
Quien puede amar de esa manera…
Mueren miles al año por infinidades causales…esas muertes están calculadas y pueden ser absorbidas….pero se vino el Corona y rompió con todo…No hay poto que aguante…
Pandemia.
Por alguna razón los soviéticos eligieron a la perrita Laica para que fuera por los espacios. Laica era una perrita callejera, de raza quiltra….Ella tenía fuerza para ser astronauta…
Igualito entre los humanos…es una idea que se atornilla…El Sujeto Histórico, es un trabajador, un obrero…Un hombre que nace con esa cuestión que le llaman «LA CLASE.»
Quiero hablar de amor…Y hago puchero.

Alejandro Fischer Alquinta.


Descargar audio

También te podría gustar...