Ecolecua

(audio disponible al final del comentario) Espejo que veo, cariñosamente me miro…pá no olvidarme…
Le tengo miedo a la pelá…puedo trastabillear, pierdo ritmo y compas me salgo de la ronda.
Entrar de nuevo lo veo dificil.
Esté decir me mandata a darle «gracias a la vida», darle una canción de pan y prometerle que cuidare de mi salud… Y luchar con todo mi intelecto en desmalezar las melgas del trabajo; dejarlas sin bichos ni riquerios, dejarlas dignas y responsables.
Unica herramienta para conseguir el bienestar integral del habitante.
Esta tarea se hace cada vez mas dificil, por eso las musarañas en el espejo.
Tengo en mi memoria bastones que me hacen caminar sin desteñir, pero destiño…Tengo toda la experiencia de la Unidad Popular, mi particula de un grano de arena en su gobierno, me arrincona el fascsismo y la muerte, me quitaron todo, incluso mi quietud, mi paisaje, mi pizarrón…Un amigo hermano dijo una vez…»En el exilio me hice hombre».
Entiendo y comparto ese sentimiento…Mi generacion era aún «cabro», muchacha…Quizas por eso, los que hicimos empanadas somos diferentes, sentimos de otra manera, nos duele y extrañamos de mil maneras diferentes.
Ese sentir que podria haber sido un arma demoledora para exterminar ell fascsismo y volver victorioso, la Concertación la asesino por la espalda, como un cobarde.
El Exilio nos bautizo, nos arropo con la solidaridad de los pueblos.
En esa solidaridad se puede ver, los que quieran verla retazos de un abrigo del «Hombre Nuevo»…
!! El sujeto Historico !!
Algo grande, monstruoso se nos viene encima, es una avalancha, una consecuencia.
El que camine y seguira caminando sera aquel, que ha pesar de su fragilidad y hambre de todo, saldra medio machucado pero cantando y confiando en sus semejantes de plazas y calles, sin ojos llorando, en fabricas y socabones, en quirofanos y salas encapuchados, como astronautas de tierra…Todos juntos construyendo país.
El bicho con pico o sin pico es un monstruo, tiene un hambre de devastar mil veces más que Atila…
¿Quien puede reproducirse como el Corona?
Si le ponemos al Corona un nombre, veriamos, sentiriamos, la desgracia y verguenza enorme de nuestro tiempo…
Un bicho llamado Bush, logra meterse en la nariz de Sebastian, en una hora tendremos cerca de 100.000 Bushitos Sebastanianos…
La cuestion es diabolica.
Si se logra identificar a Bush y a los Sebastianos antes de 24 horas, se les puede aislar, estudiar, se les puede amarrar, eliminarlos. Con suerte, podriamos entender, sentir, que el habitante de este planeta, puede morir en patota…
Y no vale la pena morir por imbeciles que no saben ni como se hace el curry.
La curiosidad y el trabajo.
Dos conceptos que encierran para mi el milagro de la vida, su misterio, su mistica, su beso, su abrazo.
Antes de enderezarnos, veiamos como el chancho, siempre mirando pá abajo.
Tuvimos tiempos intrigados con la tierra, con el barro, con el calor, con el frio.
Sentiamos curiosidad, una fuerza «hidraulica» nos exigia seguir a esa hormiga, a esa abeja tiritando sin alas…Conocer sus rutinas, probar sus alimentos…El mar, seguramente nos arrugaba el intelecto, el pez, el cangrejo.
Estudiarlos para comer, subsistir fue una religión, un poema, una cancion.
Un día se enderezo, descubrio el horizonte y en un acto de amor se fue emborrachando por el firmamento.
Su miedo se cobijo en una estrella…
Fué una actividad larga, el trabajar la curiosidad fué y es un movimiento, una acción que nos ha construido por dentro y por fuera en lo que somos hoy…Y seguiremos siendo diferentes, si lo permite la estupidez.
Dependemos, somos hijos de la relación entre el trabajo y la curiosidad. Mientras podamos inventarnos la posiblidad de un mundo diferente, buscaremos sus detalles, sus rincones; dibujaremos sus olvidos y si algo hemos aprendido, lo haremos con respeto.
Los que saben, han dividido la historia, la vida del planeta y de sus habitantes en bien marcados andenes…Es facinantes poder conocer como se fue desarrollando la curiosidad, sus haceres que fueron modelando al hombre actual.
En mi locura me voy de viaje, puedo llegar a todos los andenes, al primer bellaco que encuentre le destrozo los genital.
Saber la forma que tenian los Romanos en los andenes imperiales para limpiarse el poto en un baño publico, me dejo anonadado…
Eran tiempos de esclavitud…Los pozos «septicos» tenian unos 4 0 6 agujeros, alli se sentaban como quien se toma un cafe, converzaban entre ellos, no faltaba quien se parara afirmado a un palo que sostenia una lona para cubrirse del sol y animadamente discutir de invasiones…En la puerta un guatón con un palo en la mano, el palo terminaba como la antorcha de «Rambo»…El que terminaba sus necesidades se agachaba un poco y el guaton le pasaba la antorcha…
Cuando cambiaban el trapo, no lo se.
Ahora aprietas un boton, sale musica de algun lado, te tiran agua, aire, te soplan y te secan…
Y todo gracias al trabajo, a la curiosidad…A la bendita busqueda del bienestar, malditamente no para todos.
Se que llevar la vida esta como las huifas, unas huifas de incertidumbres; «me quieres mucho, poquito, nada»…Uno desencajaba los petalos doliendo el corazón…
La identidad del porqué, la dejabamos en manos de una flor…
Actualmente, tenemos que desanudar toda la experiencia acumulada desde el tiempo del Piriguien hasta el tiempo de mañana…Y actuar, si no lo hacemos, nos convertiremos en breves suspiros de seres de alta alcurnia real.
No quiero hablar de miserias que nos aquejan, necesito hablar de amor, de respeto, de agradecer, de orgullo, de conocimientos…Es muy importante saber » de aonde venimos, quienes somos y pa onde queremos seguir».
Si buscamos y le preguntamos a un grano de piedra, vestido de arena, quien y pá que, lo puso en un peldaño de esa Piramide Maya en el Yucatán… ¿Qué buscaban?
Es un grano de piedra diferente al de Cheops, pero lo acaricio la misma mano de agua…El trabajador…Y pucha que le costo trabajo.
El trabajo lo lleva encima el que necesita el pan, el silabario, la ventana y la mesa comedor, el torno y el alerce.
No pienso decir que el trabajador vende su fuerza de trabajo, no lo digo, es una traición de los vivarachos, es una vejación, disfrazar la explotación…son como el Corona, se multiplica matando.
El que hace las cosas ha luchado toda su existencia para sacarse el yugo maldito que lo obliga a vender barato; vender barato para que otro, compre caro, un trabajo terminado y reluciente, util…
Ese jueguito conserva la miseria.
El Viernes de la proxima semana es primero de mayo.
Dia del trabajador, de aquel que forja la ilusion, los sueños…Los sueños los materializa, es un mago…
Primero de mayo, dia en que fueron asesinados obreros gringos luchando para tener una jornada de 8 horas…
Y ahora, la inmensa mayoria de la fuerza de trabajos se vende en 10, 11 horas y llevandose pega pá la casa…Ganan mucho dinero, gran poder adquicsitivo, se confunden a veces con el riquerio, si el bosal fuera diferente pasan colaos.
!! Arriba los trabajadores del mundo…!!
!! Libertad a los que adornan plazas y calles !!
Ellos son el Sujeto Historico que cambiara sin bosal la vida…

Alejandro Fischer Alquinta.


Descargar audio

También te podría gustar...