Partido por la Dignidad: el nuevo conglomerado para independientes en el proceso constituyente

James Hamilton, María Olivia Mönckeberg y Claudio Narea son algunos de los integrantes de la nueva colectividad que busca «ofrecer un espacio a personas independientes que no se sienten interpretadas por los actuales canales de representación, y también a quienes quieran ser candidatos para ser constituyentes».

Durante la tarde de hoy, destacadas personalidades de la vida nacional inscribieron ante el Servicio Electoral (Servel) el “Partido por la Dignidad”, con fines instrumentales y en función únicamente de la nueva Constitución.

“Para avanzar con decisión hacia un futuro justo, libre, solidario y sustentable, necesitamos imperiosamente elaborar una nueva Constitución Política para Chile”, argumentan en su sitio web oficial.

En este contexto, hacen un llamado a votar en el plebiscito del 26 de abril y a escoger “apruebo” la redacción de una nueva Constitución y “Convención Constituyente”, opción que garantiza la elección del 100% de sus miembros.

Leer manifiesto aquí

En el punto de prensa, la Premio Nacional de Periodismo, María Olivia Mönckeberg reafirmó que  “el objetivo básico es ofrecer un espacio a personas independientes que no se sienten interpretadas por los actuales canales de representación. También a quienes quieren ser candidatos o candidatos a constituyentes”.

En tanto, el músico Claudio Narea, expresó que “es injusto que los partidos políticos vengan a ordenarnos y a decirnos cómo se hacen las cosas porque ni siquiera han facilitado la incorporación de los independientes”.

Punto de prensa de inscripción del “Partido por la Dignidad”. Foto: Facebook Partido por la Dignidad.

Fin a los abusos y desigualdad

En su página web, el Partido por la Dignidad aclara que tiene como objetivo terminar con los abusos y las desigualdades “e imaginar un país distinto en el que se respeten los derechos y se cumplan los deberes que tenemos con los demás, donde prime la solidaridad en lugar del individualismo”.

“El Estado de Chile debe velar por el bien común de la sociedad, asegurando a cada uno de sus habitantes el derecho a una vida digna”, agregaron y ante esto, el conglomerado expresó en su sitio web que “el Estado debe tener un rol regulador en la economía y ser promotor del desarrollo. No puede limitarse al papel subsidiario que le consagró la Constitución del 80 y que está en el origen de las injusticias que experimentamos hoy”.

Paridad y escaños reservados

Señalan, además, que son partidarios de la participación activa de la ciudadanía en todas las organizaciones. “El poder político debe llegar a los ciudadanos. Actualmente, el poder está radicado en instituciones formales del Estado, negando cabida a las personas para intervenir en asuntos públicos”, argumentan.

Asimismo, manifiestan que se deben incluir formas de participación y deliberación para que las personas puedan intervenir en el diseño de las políticas públicas de manera vinculante. “Debemos evolucionar movernos de una democracia representativa hacia un modelo de democracia participativa y deliberativa”, expresan como parte de sus objetivos.

En esta línea, impulsan la idea para que los pueblos originarios sean reconocidos y respetados en su propia cultura. “Hay una deuda histórica con los pueblos indígenas, habitantes milenarios de esta tierra. Por lo mismo, postulamos también que en el proceso constituyente se asegure su representación”, detallan.

Finalmente, expresan que las regiones necesitan autonomía para administrar su territorio y contar con los recursos para su desarrollo. “Debemos concebir una descentralización de la toma de decisiones políticas, incrementar la democracia regional y local en la elección de representantes”, agregaron.


Fuente: «ElPeriodista.cl«

También te podría gustar...