El Politólogo

(audio disponible al final del artículo) Un politólogo aseguraba la desaparición de los de abajo, clase obrera se iban cantando galeras arriba, a una clase superior, había que llenar los espacios de esa clase media, que estaba invadiendo y haciendo suyos los privilegios de una burguesía ordinaria y siempre maletera.
!! Dios mio !!
Pensé en Emiliano Zapata; un dolor de cabeza me ultrajo, a lo Bruce Willis agarre un citodon, lo masque, me lo trage, se agarro como corcho a mi garganta, no podía respirar, el auto se manejaba solo…
«Hizo dios, un milagro en el camino», el citodon bajo… Le recordé al politólogo su madre, su padre y toda la parentela…
Cuando los Politólogo mencionan a la Clase Política, al Pacto Social, a la Asamblea Constituyente, me almorrano y quedo muy, muy cachuo.
Me siento ignorante, robado, me siento «Cone» viendo a otros niños, comiendo helado.
En la memoria tengo lagunas como océanos, soy una marioneta con cordeles enredados, me desparramo sin sentido…
Cuando escuche por primera vez, decir que eran necesarios más «conversatorios», un alfiler me entro por la nuca, atravesó mi cuerpo y se clavó en la silla.
Ahi quede, sin poder moverme, no podía preguntar que era eso, un hablar de tantos me dejo mudo, parecía calabaza en primero de noviembre.
Estamos en momentos muy complicados, lo maravilloso de las movilizaciones sociales, millones en plazas y calles, son volcanes en erupción espontanea, transversal, unisona…
Sus demandan son cambios estructurales que arroparían a Chile para ser otro Chile…Este levantamiento tan necesario, tendrá que romper cadenas que han durado más de 200 años.
Emparejar el campo de batalla…es darle posibilidades políticas a la clase trabajadora, es ponerle hueso y carne al «Pueblo Unido jamas será vencido» en una anhelada Carta Fundamental que tejera la opinión, los pareceres, las necesidades de cada ciudadano de este pueblo…
A través de Asambleas Constituyentes el ciudadano podrá ser soberano.
Mencionar la «Clase Política» de mi país, es para mi, referirse a la clase política y social dueña de mi país.
Es hablar de una clase social minoritaria, poseedora, administradora de todos los medios de producción del país, de todos los elementos de comunicación masiva, manipuladora de conciencias ignorantes, desclasadas y traidoras.
Esta clase dominante, cómplice de crímenes horrendos, con un poder político y económico inimaginable, nombrarla, es más bien una mofa a la Lucha de clases…
Hoy, la juventud de mi paisito ha dicho Basta y se va rebelde, iracundo, herido, vejado por plazas y calles…bendecido por todo un mundo justo, humanitario, de futuro.
Todo será diferente, nuevo.
Dios mio de los coloraos, este yugo que aún, por poco tiempo más llevo, empezó en el año 1520 con la llegada de Hernando de Magallanes al sur de Chile, allá por la Patagonia.
Los habitantes del lugar, los Pehuelches, curiosos, amables, jamas agresivos, salieron al encuentro de los navegantes.
Hoy 449 años después, los curiosos Pehuelches no existen.
Los mataron a todos, se quedaron con sus tierras y parieron una dinastía de ladrones que con el tiempo se transformaría en una oligarquía de la lana, del mar. del oro y plata…
Por el norte de Chile en 1536, 16 años después, desde el Perú, llego Diego de Almagro, levantando cruces y villorrios.
Como no encontró manzanos de oro regreso, pensando que le habían hecho «huevo de pato»…
A quien le daba «la guaraca» quizás pensó.
Cinco años más tarde, en 1541 arriba Pedro de Valdivia y el infierno se desata en todo Arauco.
La Serena, Concepción, Valdivia, Villarica y Angol, fueron ventanas y puertas por donde se alojaban extranjeros, conquistadores, asesinos, aventureros…todos con un mismo linaje…: La Codicia.
Los que saben, aseguran que en 1810 con el martillazo de Toro y Zambrano una compuerta de 300 años pestilente se cerraba y otra se habría…
Lleva abierta 209 años.
Desde la Colonia hasta hoy y mañana se ha tenido tiempo para crear, dios me valga, un país encebado que resguarda hasta hoy, los privilegios de una minoría compleja, que mira pá abajo ensalzando ese enjambre que les protege y mantiene, que se resbala a veces pero se encarama otra vez; todo esto vive, gracias a esos millones de hombros y pobreza, que desde abajo lo sostiene todo…
Si este tijeral obrero y pobre se corre un poco, jotes, águilas, criminales, castas mentirosas de nobleza, banqueros, empresarios, oligarquías con todos sus apellidos, se derrumbarían hasta el mismito suelo.
Mi paisito fue encebado al término de las casas oligarcas y de guardianes…
Este lugar reservado se fue habitando por españoles purismos, por sus hijos, como los Carreras, los Infantes, el mismo OHiggins…estaban también luego los mestizos con ventajas…Al final de lo humano, llegaron como maleza, mano de obra como tu, como yo…: Los mestizos
Al final del palo encebado, lugar de mestizaje ordinario, estuvieron por tiempo corto, los esclavos…
O´Higgins abolió la esclavitud…
Con toda seguridad, si no lo hubiera hecho, el mambo, la rumba seria nuestro baile nacional.
La Colonia y su población se desatornillaron de la Monarquía Española…
No lo hicieron por rebeldía de pueblo con hambre de justicia, de libertad o fraternidad, como la toma de la Bastilla, que estaba casi vacía…»Pá na» …
No querían ser colonia francesa. Napoleón Bonaparte parecía el Atila Europeo.
Algunos «puros», miles de criollos y un inmenso monton de mestizos y huachos, se encontraron dueños de bienes traducidos en tierras, casas y esclavos.
La agricultura y ganadería pario desde la tierra una aristocracia en decadencia, oliendo una oligarquía criminal, explotadora y romántica…
Trecientos años pasaron, con todos sus días, semanas y segundos; con sus odios, sus amores, dejando abandonado, con vergüenza y con memoria un genocidio brutal, una codicia heredada y por heredar…
Una angustia indigna de poseerlo todo.
En 1810 no nace solamente un país ya engañado y repartido en encomiendas, se asoma y se fragua, dialecticamente, un país que tendrá amo y señor de acuerdo a las distancias que estén de los medios de producción, de acuerdo también, a la miseria de los que dan vuelta la tierra, de acuerdo al conocimiento y a la «vuelta e carnero».
Gracias a la juventud de mi país, a las organizaciones sociales, de trabajadores, de sus organizaciones políticas, de mi creencia, tengo un contento más grande que mi cordillera…
Ese contento tambíen me duele, ha costado dios mio de los coloraos tanto, tanto , que escondo las almorranas…
Ojala me entiendan, si uno se cree, como yo, agitador social, chasqueador de guitarra, vampiro de viñas, agrietado de angustia y esperanza y necesita decir verdades, difundirlas, por favor, permiso: Chemimare, tengo nietos, ellos tendrán hijos…
En mis estudios básicos, secundarios, superiores veía nuestra historia de país, con los ojos de Francisco Frías Valenzuela, no mencionaban el genocidio más grande de la historia…
Los 12 de octubres no memoraban a los indígenas Patagones que fueron exterminados…
Los motivos y la magnitud de la Masacre en la Escuela Santa Maria de Iquique, no sale en ningún libro de estudio para la enseñanza media… Me estremeció y llore por mi pueblo…
Gracias Quilapayun.
Todos los gobiernos que ha tenido mi pais, menos un gobierno, el popular de Salvador Allende, los otros, independiente de su forma y apellido, han servido a las clases privilegiadas de mi pais, como tambien a los intereses extranjeros.
Nos matamos entre hermanos para cuidar los bolsillos de los sajones.
Cuando el Manifiesto Comunista de Marx vio la luz del dia, Chile ya tenia 38 años de una mentira independencia…
La Patagonia era casi país extranjero, la Araucanía era incendiada y muerte…
El sur de Chile andaba a caballo a guacazo limpio contra indios y jornaleros…
Chile crecía en concordancia con el hambre de su pueblo…Los trigales no daban pan necesario, la revolución industrial tenia en jaque a la agricultura…
El norte de Chile fue una alternativa para seguir soñando, un poquito de dignidad era posible…!! Mentira!!
Chacabuco, las salitreras, el cobre, el mar los estrujaba a pedazos….
En ese paraíso infernal, se asomaron ideas anarquistas, silabario primario de la clase trabajadora.
El Estado es una madriguera para hacer dormir el espanto de una República…
Las organizaciones obreras rompieron la arena, caminantes como Luis Emilio Recabarren, Elías Lafferte, Teresa Flores, edificaron grano de arena tras otro grano, conocimientos para aunar la fuerza necesaria y quebrarle la mano a la burguesía empresarial existente en toda nuestra vida de país.
Se han tenido cientos, cientos de batallas, se han dejado miles de muertos, miles de miles, se ha mantenido una sola idea, idea que se desarrolla de acuerdo a la explotación abierta del hombre por el hombre…
Que yo tenga conocimiento de la existencia de una movilización como la que canta mi pueblo en estos momentos…NUNCA…
Y van 209 años…Y a pesar del dolor, del dolor de la muerte, de la tortura, de la impotencia yo agradezco a mi juventud revolucionaria que carpintea nuevos tijerales…se pegaran en los dedos, trataran de incendiarlos, los buscaran los verdugos…pero ya está hecho…
Han logrado mostrar al mundo que el neoliberalismo es un sistema criminal que solo levanta injusticias sociales y estas injusticias son la fuente de la criminalidad, de la ignorancia del hambre…
Pueblo joven de mi país, son ustedes gigantes…
Gladys Marín sonríe.

Alejandro Fischer Alquinta

También te podría gustar...