Memorial al obrero desconocido

(audio disponible al final del artículo) Con Jaime Rodríguez viajamos a Malmö; fuimos a despedirnos de Andrés Chávez Navas… Viejo antiguo. La capilla llena, los espíritus de los obreros y otros espíritus con palos y metralla… no se hasta cuando volaran entre los ladrillos del crematorio. Manuel Rodríguez, a galope tendido se apuntalo y levanto viga. La hoz y el martillo se sintieron en casa, se acomodo de bar en bar «para que no me olvides».

Sus hijos, sus nietos traían y se agarraban al padre y al Tata… Amaban al Tata…

Quien iba a consentirles sus cosas, sus secretos, quien contaría historias… Uno de sus hijos, Nelson, nos hablo de su vida, de su tiempo, nos hablo de país y de este país de agua que nos albergo y nos alberga…Nos hablo de la explotación del hombre por el hombre, nos trajo botones y relojes para amarrar la historia, la vida.

El otro hijo, Andrés nos hablo de otras cosas, pero siempre amarrado a su padre, como cordón de cobre. A través de la existencia del viejo Andrés, Llovió la adolescencia del Partido Comunista de Chile. Y nos hablo del descariño, del olvido de los que nunca fueron traídos, para darles un clavel. Nos hablo de los viejos, de esa generación de su padre, que entregaron todo y se hicieron invisibles…se fueron en silencio, como un pajarito mudo. Quien contara de sus vidas, de sus besos, de sus lagrimas, de sus callos enterrados en el olvido…

A esta generación del Viejo, con mucho respeto y cariño lo digo, esta con la maleta casi vacía, arrimados a un tijeral para poder estar derechitos. !Hay que ir buscarlos Carajo!. Hacer un homenaje gigante por la vida que entregaron a la construcción de un mundo mejor…

En ese homenaje, varios estábamos con la maleta media vacía…es mejor decirles ahora…:
!Gracias!…

Mas tarde será para la foto…

Tenemos que contar nuestra historia, la mejor forma de contarla, es seguir luchando, viviendo con dignidad revolucionaria… Lo menos que podras recibir, es una sonrisa, que puede ser un arma poderosa; un mejor medicamento, una esperanza soñada. Sin enterrar nada, sin mentir…solo honestidad, lealtad. No podemos olvidar, a nuestros obreros soldados.

Digo esto porque Andrés hijo, quiso hacer la despedida de su padre como un homenaje a todos aquellos que han mordido la angustia de andar lejos… Y que el calendario fue mudo,ciego y sordo. Me mire por dentro y vi a «la pela» riéndose de mi, sensual, atractiva, con una banderita de papel de volantin.

Los malditados por el exilio, por andar fuera, a todos los que conozco y a los que no tambien, les recalco la intención de Andres hijo, y les digo gracias por estar a nuestro lado y enseñarnos. Las organizaciones que existen fuera de la patria, fuera del Sur, demuestra vuestra entrega. Los legados de los viejos como Andres y de miles que nadie sabe, han traído a :  Ali Primera, a Victor Jara, Angel, a un Negro Atilio, un Pato Weiber, una Regina, una Charo, una Marta, dos Martas, tres Martas… Un Atilio Andaur, un Sergio Cuello, a un Suazo,un Luengo,un Manuel Contreras y a su Maria, a mi viejo hermoso Olegario García, una Nalvia Rosa, un Raúl San Martin y un Lenin que no podemos encontrar, un Elías Campo…
No sigo por que me almorrano…

Nos hemos olvidado mucho….De tanto olvidarnos, ellos ya no nos conocen.

!Fea la actitud!

Mi vieja Cecilia, el Juan Mallea…. La Historia ha tenido tiempos salvajes…

!Y tanto obrero olvidado !

(Mi Adios).

Esto fue lo que dije en el Memorial para el Obrero Andrés Chavez.

El estar juntos por ser menos, me hace sentir un deje raro.
Aunque el despedido, dejó a su haber mucho…
Y no es cualquier mucho…! dios nos guarde !… Es un mucho con espíritu internacionalista, solidario, de mecha corta y sabedor.
El despedido dejó un libro abierto, en su ultima hoja, con estilo grande y tiriton se puede leer.
! No me voy a ir nunca !
Y tiene razón, su vida tiene muchos pupitres… y cada pupitre, tendrá siempre alumnos nuevos…
! Y no me voy !
Se lee mas abajo.
Ese epílogo choro, terco, tierno en los cariños, en los amores, en los desafios, nos invita a vivir de nuevo, a reflexionar, nos obliga a pensar en tiempo de colibrí, aquí, allá, no, mas mejor acá…
En la magia del amor, en la lealtad a la vida, esa vida venturosa que te promete un beso.
Se siente bien, arroparse confiado a la vendimia «colora», esa que él creía y enseño…que nos sembro esperanzas, a creer a cientos de cientos.
Él amaba a su creencia y tanto que la amaba, que un día enojado, se fue por un ratito pa otras melgas… se le paso luego lo cachuo, y con su andar de bote, se entregó enterito a levantar y a defender banderas.
Mi Camarada lindo Andres Chavez, es un viejo antiguo, pertenece a una generación que es pura pala y conciencia.
Fue parte del parimiento de la Central Unica de Trabajadores…La CUT…
Soñaba que se inventaban balas, daba su vida por proteger su conciencia de clase, sentimiento, que vayan a saber ustedes de adonde venia.
Uno nace con eso, decia otro viejo hermoso Olegario García, es poderosa, rebelde, inquieta, triste también…
«de combo al tiro» si fuera necesario…
En su intelecto se formo y vivio por siempre, que lo poquitito que se va ganando, hay que defenderlo… soñaba estrategias, como quien se pega un pencaso.
Por esa forma de existir, el pueblo tambien quizo a Manuel y lo sigue soñando.
Los enfrentamientos con los asesinos de la Araucanía, carabineros de Chile, era pan de cada día; por que no podía pasar un día sin mitin o griterío…
Esos viejos como Andres… quiero creer, necesito saber, que todavía siguen naciendo… ! Tengo hambre Carajo..!
El viejo Andres, sindicalista y tecnicamente choro, tenía su especialidad…le gustaba su estrateguia.
La pasaba muy re bien…
Era capo pa voltear caballos con paco y todo…Así se podía arrancar más seguro o continuar la protesta sin ser interrumpidos por los señores ladrones, asesinos y del orden.
El caballo y paco que caia, las mujeres los levantaban a palos…
El viejo era pícaro, digo era porque si digo es, capaz que se haga un Lázaro…
Un Lázaro sin necesidad…
Este viejo esta en cada humano que se siente leal consigo mismo…
Mi viejito Andres esta en todas las esquinas, en todos los barrios, bares, poblaciones, marchas en donde se plantee la lucha por la libertad.
Para mi Camarada Andres, Libertad era un derecho de todos los habitantes del planeta…además libertad no quiere decir andar suelto y que cada uno haga lo que quiera…
Te pillaba el viejo con las manos en los bolsillos, la pata en la raquidia, era segura…
Libertad era para él, un deber, un compromiso, una cuestión de todos los días, libertad para el, era la alegria, el chiste, el pan, el vino…
Por eso mi canto de esta manera…Si hay que llorar, lloremos, pero el viejo se va a enojar.
Libertad es nombre de mujer…
Vivió todo, entero, sé la jugo…
Estuvo en la adolescencia de nuestra idea… tiempos complicados, al igual que ahora, los pavos abundaban…
Camarada Andres Chavez, gracias por tu vida, por tu alegría, por tu sencillez, por tus sueños … Te traigo los saludos del viejo Julio Gil…anda complicado… me dijo que te dijera que te amaba.
Mi creencia de martillo y de echona te saluda.

Alejandro Fischer Alquinta.

También te podría gustar...