Por la calles de Estocolmo

(Audio disponible al final del artículo) Tengo memoria larga y corta, a veces ni corta ni larga, me atacan las termitas y me dejan desnudo, vulnerable; tan vulnerable como junco en el Atacáma… Y miro ignorante libros y silabarios. Por eso, en el comentario anterior…»En busca del Incentivo» fui demasiado generoso con la cantidad de mis diputados comunistas electos. Al llegar las elecciones parlamentarias de marzo de 1973 se tenian 22 diputados y 4 senadores; en esa oportunidad, se propuso 34 candidatos a diputado, salieron electos 25 y 5 senadores, en este último ganando uno. Pido disculpas por esta esperanza…34 por 25…me pase de mentiroso…

En todas las cosas por crear se necesitan mas de uno… Uno solo, no llega muy lejos, ni dura cien años… «Es necesaria la unidad» entre aquellos que están separados a un mismo lado de una línea coqueta, que tiene las orejas pará y los ojos abiertos. A la derecha, también necesitan de la unidad y … les llegan y llegan engrupidos como la marcha a los «Muros de Trum».

En un comentario, con justa razón, encontraron complicado comprender lo que escribo…trabajare para hacerlo mas sencillo, mas pedagógico, mas visual para poder iniciar una discusión, un análisis… Así saldrán ideas nuevas, iniciativas, acuerdos… «Un Chile para todos» el «El pueblo unido…» Son consignas, consignas que en una atmósfera revolucionaria sirven para impulsar las voluntades…como también ideas que necesitan un estudio profundo de nuestra sociedad, de los estamentos que componen nuestra República, el de una Nueva Constitución. Hablar de política de alianzas es recordar a don Lucho, cruzar los dedos y pedirle al «sentido común» que moje en lluvia inesperada, a todos a los congresales.

Actualmente es la Unidad de la oposición, en la oposición, la que tiene que encontrar un plan de acción… principalmente incentivar, apuntar el trabajo hacia ese 60 % que no vota, de ese 40% sin trabajo, de aquellos invisibles e inmutables ciudadanos que condenan por «clase media» a toda la población infantil…. Y eso que digo es cierto y me duele…me duele el engaño, la manipulación…:

El riquerio sabe hacer su trabajo… Tiene que hacer su trabajo en una geografía cada vez mas complicada… A un nivel mundial, tiene que abandonar territorios en combate como en Siria, mantener Irak, Afganistan son piedras en el zapato que ahora no dan leche…su esencia de expansionista, su globalización, sus propios engendros lo están ahogando, se escapan de su dominio…
Reaccionando, descarga su rabia, su ira, su poderío por el sur de América… Sur de América que se niega y otra parte del sur lo cobija, lo adula…
Tratan de levantar un Imperio americano anglosajón, necesitan aplastar, destruir todo lo que implique, libertad, soberanía, democracia, el derecho a defenderse.
Esta arremetida criminal del Imperio del Norte es una unidad imperial y ciega, tiene olor moribundo, provoca en cadena, una crisis mundial en la que todos estamos involucrados…Porque sea como sea, hasta la fetidez del Imperio es poderosa, muy poderosa.

Se le suelta una presa y en su busqueda agarra dos mas. La lucha de clases, antagónicas, esta envolviendo todo, tenemos que todos la sientan, la muerdan, la entiendan…Las diferencias circunstanciales, oportunistas, quedaran sin estropajos de seda o tul… El riquerio ha transformado los privilegios que ostenta, en miseria, pobreza, en la ignorancia del pueblo… Por andar con cuchillos bajo el manto, somos los verdaderos verdugos del porvenir infantil, del volantín del Luchin, del futuro del país. Con el caballo de Joaquín Murieta… Hacer unidad, es la tarea del momento.
La política de alianzas, de acuerdos, te dará una correlacion de fuerza, dentro de ella, fuera de ella…esta ecuación nos dará la forma y el camino para enfrentar cualquier contienda o conflicto político que emanen en la contienda de las ideas.

Esta claro, que la política de alianzas, de los acuerdos, son en Chile, mi paisito infinitamente necesarias…La unidad, es la salida para salir victorioso de este estado neoliberal… Al riquerio no le doy la venia, pero existe, no tengo la potencialidad de vencerlo, le hago empeño, pero ahí quedo, en la pura aniña… No quiero ser aniñado, quiero ser vencedor, ganar en el electoral, en lo nuevo; que mis escuelitas, desde la sala cuna hasta el Aula Magna sea gratuita… !! pá eso tengo cobre Carajo. !!

En las alianzas hay ciertos elementos que deben estar claros para todos los involucrados… Lealtad a los acuerdos y transparencia. El hacer entre las cúpulas partidarias, a espaldas de sus componentes, nunca, nunca se debe hacer. Engañar con el silabario del obrero, del empleado de una sola corbata y camisa y luego borrar con el codo… es feo. Uno cree, espera que puedan cambiar… pero ellos fueron paridos para ser Caballo de Troya…en sus entrañas un coito de lagartos hace temblar el largo de mi geografía.

Las alianzas son complicadas…
Años atrás, antes que falleciera, estuve con la combativa camarada encargada del Partido Socialista aqui en Suecia, Anita Corrales, acompañada de Daniel Delgado, otro socialista enorme…
La reunión con el Partido Socialista versaban sobre esa relación histórica entre socialistas y comunistas, versaba sobre los compromisos por hacer y que eran aportillados por los mismos compañeros que deberían haber impulsado esa línea de «conducta» y de acción… «La Unidad Socialista Comunista» se estaba yendo a la chuña.
La vanidad, la geografía nos juega en contra….sin embargo, una mística obrera, de mamelucos y tamarugos nos embrolla, nos helecha en una una pega inmensa. Por las calles de Estocolmo, tenemos tambien que levantar unidad, unidad en la oposición…  Tenemos que levantar banderas y trincheras por paises alquilados, solidarizar con los países que luchan por su liberación … Los gringos tienen que irse a su propio país en ruinas…Usurpando ajeno no se acaba la cesantia. Por las calles de Estocolmo, una bandera tendra que gritar y cantar, libertad para Julian Assange…Un panfleto olor de agua, viajara de mano en mano.

Alejandro Fischer Alquinta.

Ir a descargar

 

También te podría gustar...