La vigencia del “Basta” de Quilapayún

En sus 50 años la agrupación presentará parte de ese disco y también una versión actualizada con los ‘bastas de hoy’. En entrevista Eduardo Carrasco anunció shows en Santiago, Talca y Chillán.

Daniela Pizarro A. Periodista. La histórica agrupación nacional Quilapayún, una de las bandas emblemas de la Nueva Canción Chilena, desempolvó uno de sus discos más célebres: “Basta”, editado en 1969. En ese momento la agrupación hizo protesta con su música y repudió la Guerra de Vietnam, la brutal injusticia social, la explotación despiadada a los obreros y la intervención imperialista en América Latina.

Varios de esos tópicos, tristemente, siguen vigentes, es por ello que la agrupación decidió volver a tocar algunas de esas canciones y además componer otras nuevas con los “bastas” de la actualidad. Dichos temas serán presentados en la gira nacional que está desarrollando Quilapayún por sus 50 años, la cual tiene fechas confirmadas para el 16 de abril, en el Teatro Nescafé de las Artes en Santiago. El 26 de abril, en el Teatro de Talca y 27 de abril, en el Teatro de Chillán.

En entrevista con ElSiglo.cl uno de los fundadores y voz histórica de Quilapayún, Eduardo Carrasco, entregó algunos detalles de cómo surgió esta nueva versión de “Basta”.

“Revisando las canciones del disco ‘Basta’ nos dimos cuenta que ahí había una actitud, una idea, que no ha perdido nada de vigencia. Por eso decidimos armar estos conciertos, no como un recuerdo de lo que fueron esas canciones, sino con un elemento de respuesta, con la misma actitud del ‘Basta’, pero frente a las situaciones actuales”, explicó.

Y agregó que “empezamos a armar canciones, que han tenido muy buena recepción en el público, por ejemplo, la canción ‘Oh Yeah’ que cantamos por primera vez en la Universidad de Chile, en la Sala Master, ha tenido como 40 mil reproducciones en cinco o seis días, lo que significa un éxito enorme. También tenemos otras canciones, intervenciones poéticas y diferentes muestras que completan el cuadro, entonces, es un ‘Basta’ pero 2019, no es para mirar el pasado”.

Respecto a la vigencia del contenido del álbum el músico lamentó que por ejemplo la represión policial, la desigualdad, la discriminación y los abusos sigan siendo temas pendientes en el país y en Latinoamérica.

“A nosotros nos hubiera encantado que el ‘Basta’ se hubiera transformado en un disco del pasado, del recuerdo y que no tuviera ninguna vigencia hoy, porque eso se hubiese significado que avanzamos en algunos aspectos, pero la verdad es que la mayoría de las canciones están vigentes. ‘Por qué los pobres no tienen’, por ejemplo, es una canción que está en contra de las enseñanzas religiosas que buscan imponer valores conservadores. ‘A la mina no voy’, ‘La muralla’, que son canciones que tienen que ver con el no a la discriminación. O ‘La carta’ de Violeta Parra, que tiene que ver con la represión, hoy tiene plena vigencia, sobre todo si uno piensa lo que ha pasado con Carabineros y la represión al pueblo mapuche”, sostuvo.

Sobre la luchas que hoy levanta el movimiento social, Carrasco apuntó que “la contingencia nos muestra el camino de lo que hay que hacer hoy día y nosotros (Quilapayún) lo que tenemos que hacer es recoger las reivindicaciones de la gente y tratar de interpretarlas con la música, en nuestros espectáculos y con el discurso nuestro que siempre ha acompañado esas luchas populares. Lo hicimos durante el exilio, antes de la Unidad Popular, durante la Unidad Popular, o sea, tenemos una historia larguísima de compromiso”.

Es por ello que destacó que para la agrupación estos shows son “de una alta significación y esperamos que para el público también” y añadió que “esta es la recuperación de ciertos matices que tuvo nuestro trabajo hace 50 años y que tienen la particularidad de estar muy actuales. Esto nos empuja a que nuestro próximos discos o singles tengan también esa connotación como si estuviéramos haciendo un nuevo disco ‘Basta’”.

“Invitamos a nuestro público que venga a nuestro shows, que nos acompañen, para juntos lo pasemos bien con la música. La invitación es a participar de un concierto poético, con música bonita, de calidad, pero también con sentido, con un significado que interpele a la gente. Basta de femicidios, basta de brecha escandalosa entre ricos y pobres, basta de pensiones indignas, basta de injusticias hacia la mujer, basta de clasismo, racismo, chovinismo, basta de indiferencia hacia la cultura, basta de hacer negocio con la salud de los chilenos, basta… ¡La lista es larga!”, concluyó Eduardo.

Los tickets para las presentaciones están disponibles a través del sistema Punto Ticket y Ticket Pro.

Fuente: ElSiglo.cl

 

También te podría gustar...