Trump y Bolsonaro se comprometen a forjar una nueva alianza hemisférica

Estados Unidos y Brasil confirmaron este martes la fortaleza sin precedente de su relación tras el encuentro del presidente Donald Trump con uno de sus más fervientes admiradores: su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, el Trump del Trópico.
El magnate y el ex capitán del ejército, populistas de derecha, tuiteros compulsivos de retórica polémica y con sintonía en múltiples temas, dejaron claro su compromiso para forjar una nueva alianza hemisférica.
Brasil y Estados Unidos nunca han estado más cerca, aseguró Trump en la Oficina Oval de la Casa Blanca, al elogiar la campaña electoral de Bolsonaro que sorpresivamente lo llevó al Palacio de Planalto. Tenemos muchos valores en común, admiro al presidente Trump, afirmó Bolsonaro, quien se ha declarado orgulloso de ser comparado con el magnate y sostiene que éste ganará la relección en 2020.
La afinidad entre Trump y Bolsonaro, especialmente para denunciar los peligros del socialismo, quedó en evidencia con Venezuela.
Como era esperado, el debate se centró en el aumento de la presión para forzar la salida del presidente Nicolás Maduro, a quien consideran un dictador cuyo mandato desconocen por considerarlo resultado de elecciones fraudulentas.
Todas las opciones están sobre la mesa, reiteró el jefe de la Casa Blanca, y agregó: pedimos a los miembros del ejército venezolano que dejen de apoyar a Maduro, que en realidad no es más que un títere cubano y añadió que “el crepúsculo del socialismo ha llegado a nuestro hemisferio.
Lo que ocurre en Venezuela es una vergüenza. Es difícil creer que uno de los países más ricos es ahora uno de los más pobres, sostuvo.
A modo de advertencia al líderchavista y a quienes lo respaldan, Trump subrayó que Estados Unidos aún no ha adoptado las sanciones más duras. Las dictadas hasta ahora se sitúan en el punto medio, pero esto puede cambiar, subrayó Trump poco después de que el Departamento del Tesoro anunció nuevas sanciones a la república bolivariana contra la minera estatal Minerven y su presidente por operaciones ilícitas.
Indicó que su gobierno es realmente feliz por haber ayudado a alimentar a miles de venezolanos hambrientos. Si las fuerzas de Maduro se hacen a un lado, podría ser un proyecto humanitario verdaderamente exitoso, aseguró.

Por su parte, Bolsonaro declaró que había hablado con su homólogo acerca de permitir que el ejército estadunidense se posicione en Brasil, cerca de la frontera con Venezuela. Queremos resolver la situación porque Brasil está siendo perjudicado y a nadie interesa que el país vecino se perpetúe en la situación la que está, dijo Bolsonaro a medios brasileños. Sin embargo, puesto a elegir entre la vía diplomática y la militar, optó por la primera.
Estados Unidos y Brasil apoyan los esfuerzos del líder parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 50 países, de encabezar un gobierno de transición.
Bolsonaro también analizó la crisis venezolana con Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos.
Un alto funcionario del gobierno estadunidense, que pidió no revelar su nombre, destacó el buen vínculo entre los militares venezolanos y brasileños, que puede propiciar el cese de la usurpación de Maduro.

En Twitter, la visita de Bolsonaro a Estados Unidos desató controversias entre los críticos de lo que consideran una actitud servil del mandatario brasileño hacia Trump y sus orgullosos partidarios.
Dos hashtags, #BolsonaroVergüenzadeBrasil y #BolsonaroOrgullodeBrasil, con 100 mil y 90 mil tuits respectivamente, se convirtieron en tendencia mundial en la red social.
Los críticos reprochan al gobernante eliminar las visas a los estadunidenses que viajan a Brasil sin la reciprocidad de Estados Unidos, o sus declaraciones en apoyo a la controvertida política migratoria de Trump.
El mandatario neofascista, quien llegó el domingo a Estados Unidos, acudió a una cena con Steve Bannon, el gurú de la ultraderecha y ex estratega de Trump. También visitó el cuartel general de la Agencia Central de Inteligencia.
El canciller venezolano, Jorge Arreaza, tuiteó que su gobierno expresa su contundente rechazo a las peligrosas declaraciones de Trump y Bolsonaro, a quien acusó de hacer apología de la guerra sin ninguna destemplanza.

Fuente: ElClarin.cl

También te podría gustar...