Atadito de Canela

Ir a descargar

Dejo de saber su nombre y me avergüenzo.
No estaba con él días enteros, por eso levantaba oreja, para mi era necesario aprender de su porfía…
Un día, se fue sorpresivo al patio de palos blancos; su bandera arropó su cuerpo y quedamos dos viejos, como pan añejo que no se vende…
El viejo era el guardián del silabario.
Me gusto mucho cuando su esposa lo acusó…” Déjame mierda, si yo puedo” le había dicho… Y en realidad no podía… llegaron calambres, un martillazo en un dedo y la cuestión le quedo chueca”.
Solía decirme que nadie era dueño del partido, que pataleara si algo iba chueco, todo era colectivo, nadie escapaba a esa cadena inquebrantable, esa cadena que tiene “una dirección, conducción, unidad de acción única…”
Yo asociaba esas palabras con Neruda:
Una unidad de acción que requiere profunda, la comprensión de nuestro Programa Político, las relaciones y desarrollo de nuestros cuadros dirigentes y de las bases partidarias… son cientos de reuniones…
Por eso Pablo Neruda decía, que teníamos el pantalón brilloso de tanto sentarnos.
Aquel que tiene conocimientos y los pone al servicio de su pueblo, su pueblo tendrá posibilidades de una independencia real y una fuerza para ir enfrentando las contradicciones, adherentes al desarrollo de todo tipo, especialmente al bienestar de su pueblo, de su país…
Rodrigo Perez y Gonzalo Barahona, periodistas chilenos, del Canal de Television Nacional, expulsados de Venezuela por mentirosos, es un ejemplo…
Vi un reportaje en uno de sus videos, quede perplejo… dios mío que valentía, los perseguían, les iban pisando los talones…
Parecían “Los Agentes de Charlie” .
En plena tierra de nadie, el camarógrafo, con cámara, no sé cómo paso colao, el locutor hacia como que estaba comiendo berenjena…tenían que pasar desapercibidos… dos autos policiales pasaron de largo… se me pararon los pelos…Johnny English es una alpargata al lado de ellos, que miradas más penetrantes, de audacia insólita.
Se camuflaron en la multitud… todos corriendo de los pacos.
Y tienen el descaro de no irse a la casa a esconderse de vergüenza?
La historia, la memoria los recordara…
Lo siento por sus hijos.
Aquel que vende esas virtudes y olvida a quien le enseño el silabario, es un criminal oportunista, una estafa social, tan actual en estos días…
Por eso es grande Claudia Pascual, exministra de la mujer, antropóloga social.
Estas cosas que digo, están almacenadas en la memoria de cuadernos escritos por hartos viejos y viejas…cuadros humildes, contradictorios a veces, clientes de celdas o capachas, algunos buenos pal vino, otros muy pulidos, otros choros, medios anarcos, anarcos enteros…
Ellos sabían que tenían que conversar, intercambiar ideas; el mundo, la politica, esta en continuo desarrollo…
Te pilla con legañas, perdiste.
Uno se pierde, es fácil confundir, en politica tiene que reinar el “sentido común”… Y el sentido común abraza, arropa la vida, pero también cria topos y avestruces.
No vinimos a este mundo a sufrir, no importa el origen del arribo… lo que importa, que el Estado mandate al gobierno, asegurarte una vida feliz, incentivada, orientadora…
Si eso no ocurre,el gobierno, los que sustentan el Estado y su Constitución, son cómplices de los sepultureros.
Toda una patria ha sido engañada.
Me gustaría gritar
!A cerrar Uteros.! …
Pero no puedo, no me corresponde, no es mío…
Me siento amarrado hasta el tuétano con mi clase… con mi clase del sur… Mi clase del sur… quien es mi clase… ¿Esa que anda llorando atravesando todo hasta llegar al país de las posibilidades?…
Buscaran lo que dice Rubén Darío…:
¿Seremos entregados a los bárbaros fieros?
¿Tantos millones de hombres hablaremos inglés?
¿Callaremos ahora para llorar después?
Esa cuestión de los conocimientos, que te da el privilegio de entender, de tratar de desenredar la historia nos deja de mal en peor; por donde entonces esta el cerrojo…
!! EN TU CONCIENCIA DE PIRIGUIN !!.
Me lo decía Olegario… Uno nace con esa guea.
Y como uno nace así, puede entender perfectamente a Miguel Hernández:

“Aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién,
quién levantó los olivos?
No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor”

Escuché el 29 de enero pasado, a una joven abogada venezolana, en un panel Argentino…
La cuestión es más complicada de lo que yo creía… me explico; cualquier estamento creado por las civilizaciones, fueron, son una necesidad…
El Estado y sus componentes como el poder judicial por ejemplo, necesito de jueces, policias, abogados, curas, verdugos, politicos, soplones, falsos, y un cuanto hay… Ese, y un cuanto hay, me tiene asombrado… el estudiar leyes, ser abogados, defender a un acusado, se va primero por la venta del alma y más aún, para nosotros, los acusados, la calidad de la profesión es inadecuada a los desafíos que se vienen encima.
Si un hombre, en su juventud, fue parte de la BRP y necesita un abogado, no hablar con la Venezolana, menos con Camila Flores, con toda seguridad tienen un bufete juntas.
Unos 40 años atrás, los comunistas suecos, tenían un reloj pegado en una muralla de las sedes de su colectividad.
Al llegar la hora cero explotaría el mundo… cada acontecimiento de muerte notoria, era un segundo más.
Que cobardía que audacia irracional, tenían aquellos Imperios que ordenaban a sus soldados a matar, crimen cometían las trasnacionales que estruturaban el hambre, la cesantía.
Que significa estructurar el hambre, la cesantía…:
Significa proporcionarle al hombre, un barrio, un pueblo, una ciudad, un país, una residencia y nacionalidad al hambre.
La cesantía, es una forma de vivir, una subcultura… el Reino Unido por ejemplo… viven generaciones tras generaciones en cesantía… Si el trabajo es dignidad, responsabilidad social, cívica… cual serán los valores y principios de ese pueblo.
Se convierten en “mensajeros de la muerte”.
Ser soldado en uno de esos países, como Estados Unidos por ejemplo, es una verdadera Escuela del Odio, de la ignorancia, de lo nacionalista, de lo patriótico… y de lo idiota. Quienes van a la guerra, los abogados, los economistas, los hijos de senadores, de Empresarios, los que tienen pitutos… Serán ellos los que van a pisotear Venezuela?
Pa na… el cesante, el “pato malo”, el ignorante con saco harinero…
Un politico español decía que era positivo tener cesantes en tiempos de crisis, en tiempos de guerra…son carne de cañon.
Recuerdan ustedes la guerra de Vietnam… recuerdan el regreso de esos soldados mutilados regresando… antes de la guerra ya eran cesantes en tercera generación… De que van a vivir sin una pata… Esos seres humanos se convirtieron y se convertirán siempre en hijos de la guerra, de la depresión, de la locura, los héroes de las grandes trasnacionales.
Y eso es lo que quieren hacer en Venezuela… Que sus soldados maten orgullosos por los empresarios… Recuerden las islas Malvinas, recuerden las atrocidades cometidas.
Los países en el mundo entero están en crisis, unos más otros menos, pero todos van en bajada, desgraciadamente arrastran a países que sustentan otra forma de vivir, tienen otros andenes y sueños… pero igual tienen el mismo origen: El trabajo
Ojalá, mi gente de aromas parecidos, estén preparados para el costalazo.
Con toda seguridad, habrá cientos de cientos que dirán que ando más perdido que el soldado japonés… 30 años peleando, olvidado por su emperador… no lo sé, ojalá, que no haya tenido parientes en Hiroshima o en Nagasaki.
El Capitalismo le importa solamente la ganancia… si hay que matar, matemos… hay que sacar ganancias de lo que sea, tienes que invertir y tener gastos enormes.
En ese caminar de deseos, el capital tiene por obligación de achicar los costos de la empresa… para que esto sea posible tiene que arrebatarle al trabajador si es posible todo, hasta la dignidad misma.
El costo del tiempo de la elaboración de algo, tienen que achicarlo…
Si en una hora por ejemplo, salen 100 cuchuflí, mañana, en ese mismo tiempo tendrán que salir 200 cuchuflí.
La Organización del trabajo de esos 200 cuchuflí, tiene que darte otra suma… si el costo de 100 cuchuflí te dio 200 y la gente siguió comiendo, podrá seguir comiendo sin aumento de sueldo, le ponemos una pulpería, y tienen que comprar todo ahí…
El procesar la harina y el manjar tienen la misma matriz, la misma idea… el mismo vivir.
De esa manera sus ganancias aumentan, por la sencilla razón que la mano de obra es barata, además el medio de producción, les sale una chaucha, la explotación y el chantaje; si el país, dueño del fundo, se enoja, el Imperio manda a sus heroicos cesantes…Pirulin colorado…
El Capital logra, con esta cristiana forma de convivir, levantar grandes Imperios, que pueden sustentar como las lombrices, cohabitando entre ellas, sin orden ni gozo, por instinto de arrastrarse un mundo a su servicio.
Llegando un momento, cejado por la avaricia hay diez veces más de cuchufli que bocas existentes…
Hay que almacenar cuchufli…el salario, la forma de vivir, no le permite al hombre comprar y consumir tanto cuchufli (aunque le gusta también guardar)… el colapso es eminente, no tiene mercado, hay que inventar un mercado y ese será la guerra, la muerte, empezar de nuevo… Ese empezar de nuevo, no es nuevo, es volver hacer lo mismo…
Matar.
Es lo que pretende hacer el Imperio en Venezuela… necesita Mercado, necesita el petróleo…
Una guerra convencional sin petróleo es una guerra a garabatos…
Si no existiera Rusia (Diga lo que se diga y lo que digo) China, Cuba, Vietnam, Corea del Norte, no tendríamos jamás la esperanza, los sueños de poder ser soberanos…
SOBERANOS, es decir, nos debemos a nuestro propio pueblo.
Yo he andado por muchos lados, no de turista, sino sentado en una mesa de hule, olor a cebolla y al te caliente que te quema los “hueros”… he dormido teniendo como colchón la tierra áspera de mi norte y de colcha, millones de estrellas que me recordan tus besos.
Digo esto, porque necesito decirlo… deseo que no se olviden los Olegarios, Las Reginas, ni las Martas, las Prosperinas..
Necesito que se sepa que me duele el alma, me duele el entendimiento, parece que le hice una manda al Mandinga…
Mi cuerpo duele, mis huesos, mis pulmones…
Chemimare, no me cabreo, ojalá que agarremos los cuchufli y los nacionalicemos… eso será posible con un ejército como el Bolivariano de Venezuela, como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

¡VAMOS VENEZUELA!

Alejandro Fischer Alquinta

También te podría gustar...