¡Dame tu fortaleza!

(audio disponible al final del artículo) Los medios de comunicación pueden manipular al mas “recorrido, vaqueano, cosmopolita, puedo sentir, oler, el aroma del azafrán y ver por todas partes estrellitas y al viejo vestido de rojo… Lo que sucede en Francia, en Alemania nos tiene que decir algo… El séptimo arte, es el Silabario que más ha influido en la identidad de las personas.
Un película, puede cambiarte por dentro y por fuera… te atornilla principios, valores que defenderás en infiernos o paraísos.
Cientos de veces fui Cochise, Geronimo, Toro Sentado, Caballo Loco… Ni por casualidad fui, Lautaro, Galvarino, Caupolicán…
Recuerdo un Copiapó con su cerro “La cruz”… lo único que había era la cruz, en su falda hacia la ciudad, se levantaba una población que entre paredes de brea, de adobes, de ausencias, vivían los sueños y las verdades mordían.
Allí, con mi primo hermano Jorge, montados a caballo en palos de escoba, o arrinconados en muros de barro y piedra, matábamos sin piedad y con una puntería, en “donde pongo el ojo” a miles de indios que ladera abajo corrían hacia el pueblo.
La gracia era, como en las películas, matar hartos indios.
Este séptimo arte ha entregado versiones, visiones, han alegrado triste la cultura e identidad de una sociedad decadente, de un mundo con contradicciones salvajes; este descalabro de valores y principios se convierte en termitas que van socavando la dignidad humana…
Analizamos una filmación, la premiamos, entendemos nuestro propio precipicio, nuestro suicidio, quedamos “anonadados”… A la media hora, se nos olvido todo…”Ultimo tango en París”, “Alguien voló sobre el nido del cuco” (Atrapado sin salida)…
Para mostrar al mundo lo voraz y criminal que puede ser el imperio filman y muestran “Avatar”… un genocidio, más que un genocidio, es un exterminio salvaje e hipócrita, que nos enseña, nos grita desesperado, que la unidad, la humildad y sentido común son los caminos para vivir…
Algunas horas, dura la indignación contra los usurpadores, los depredadores.
La manipulación a través de los medios de difusiones son tan letales como la bacteria asesina.
Los programas de estudios, eran, son cuajados para degusto de las clases dominantes…
Una mentira criminal como la guerra del pacífico, nos ha hecho enemigos o conocidos con recelos generacionales entre chilenos, peruanos y bolivianos…
Yo cante una vez, que siendo niño jugaba con mis amigos en los cerros de Barquitos… no recuerdo a que jugábamos, seguramente a los pistoleros del oeste… de repente escuchamos el cantar de una corneta; no sé quién grito…: !Los peruanos!…
La arranca fue de película… el que conoce los cerros en el norte, sus quebradas, sus piedras sueltas, entenderá la odisea, pasamos corriendo por la cancha de footbol, escuela, campamento… no sé cómo llegue a la casa… el Yayo, que era vecino mío, se había hecho caca en los pantalones…
La corneta que escuchamos a zafarrancho de muerte, era la trompeta de un profesor de Chañaral que le gustaba ensayar por cerros y quebradas… por ahí no molestaba a nadie.
Somos receptores fabulosos… lo enseñado lo conservamos y trasmitimos de generación tras generación… interpretamos lo expuesto en las propagandas de radio, televisión o cinematografía en necesidades imperiosas para ser “in”… nalga sandia pera, senos melones, colonia que desnuda solicita a una mujer, ropa interior a lo Cleopatra o Salomé… a lo Johny Depp o lo que sea…
Si la atención mundial se centra demasiado en Sudan, Yemen, hay que mandar un avión a Damasco y culpar a Moscú… o propagar la existencia de laboratorios en La Habana, que ensayan pandemias.
Nuestra propia geografía, social y politica, nos hace llevar sobre hombros y conciencia, toda una vida a John Wayne.
El Imperio es poderoso, no podemos enfrentarlo con las mismas armas… tenemos que asegurar al máximo lo que tenemos y avanzar a lo indio…
Cuanto nos cuesta asegurar lo conquistado, que debemos hacer… sencillamente lo mismo que hacen ellos; trabajan el voto como si fuera una manda a la Candelaria o de lo Vaqué… Hay instancias que teniendo armas, no pueden correr balas, nosotros no tenemos armas, tampoco podemos disparar.
Esas son las instancias que tenemos que construir…
Así podemos construir fuerza propia, así podemos ordenar una correlación de fuerza favorable… Las choria no nos sirven, solamente sangra la ulcera, se salen las almorranas; la tristeza se amasa con memoria y nos vemos victimas.
Somos agitadores sociales derrotados en algunas batallas, para nosotros personales, pero hemos ganados inmensas batallas.
Nuestra idea de conseguir un gobierno con miras al socialismo por una vía no armada, es un silabario de la vida.
Los errores hay que entenderlos como tal, analizarlos… y en la otra cuadra evitarlos; si llegamos a la otra cuadra y seguimos con la piedra en el pecho, o rebeldes indomables, altaneros vamos culpando a otros…
! Mejor vámonos pá la casa… No tenemos remedio!
Hemos construido en ajeno nuestras vidas, las ventanas y puertas, la cocina, nuestros hijos, nietos, bisnieto, han transformado el hacer nuestro de todo los días, ha visualizado caminos nuevos, sentidos nuevos, posibilidades nuevas…
! Somos un recurso o somos un cacho, Usted dirá.!
Al vivir del paisito, le ha pasado lo mismo… su desarrollo ha sido gigante y escondido, con una dignidad de mar… Saludo tu mantención social, rebelde, inquieta, en esa geografía social destrozada… y de júbilos para el cobarde…
Que tenemos que hacer en Suecia…
Desarrollar, planificar y “actualizar la lucha de clases”, de acuerdo con las posibilidades integrales y no a la mentira, ordenamos el bote y el voto.
Siempre vestidos de verdad, honestos, con sentido común, con la dignidad del silabario, con nuestro programa, con nuestros estatutos.
Como puede la ignorancia, la hambruna de pan y creencia haber envenenado a tanto pueblo… por eso entiendo cuando escupen y maldicen a Colon…
En esa marcha organizada, provocada, incitada, de incubadora, de cobardía social, de Empresarios inmorales, de politicos criminales mandatados por el Imperio gringo, escuche algunas entrevistas…:
El periodista pregunta…el presidente Trump amenaza de detener a la fuerza la entrada al país, que piensa usted.
El entrevistado responde: Ese presidente se cree un dios… El dios mío es de tres personas, su hijo y el Espíritu Santo… Entraremos, ellos nos protegen”
Ese trinidad me recuerda a cierta población diciendo que nos comiamos a las guaguas.
Las politicas que han tenido los gobiernos de Estados Unidos es buscar la manera de recuperar su “patio trasero”… patio olvidado por andar matando en Irak, Libia, Afganistán, Libia…
En tiempos de matanzas y de rapiñas los países en el sur de América, eligieron gobiernos progresistas dedicados a sacar a sus pueblos de la pobreza con dignidad.
Todo lo que haga el gobierno de Sebastian Piñera será para colaborar con el imperio en su recuperación de nuestro hermoso sur.
Hablemos en las calles de Estocolmo de nuestro México.
Salud Nicaragua, Sacúdete Ecuador, limpia Salvador, Vamos Venezuela, levántate Brasil, Gracias Bolivia, que te pasa Uruguay, Argentina te sigo cantando, Chile… Chile, paisito mío, vámonos pal cerro a leer de nuevo…

Alejandro Fischer Alquinta.

Ir a descargar

 

También te podría gustar...